Listas abiertas frente a listas cerradas y bloqueadas

El sistema electoral español diseñado en 1977 se concibió para primar a los partidos políticos, tan débiles en aquel momento (recién nacidos algunos, otros recién renacidos tras los largos años de la dictadura). Quizá entonces fuera conveniente, y puede que hasta necesario, dar tanto poder a los partidos. Pero con el paso del tiempo eso ha tenido efectos muy perniciosos, y ya va siendo hora de cambiarlo.

En España, los partidos se presentan a las elecciones al Congreso de los Diputados, y también a las autonómicas y municipales, con listas cerradas y bloqueadas. Esto significa que el elector debe votar la lista completa de candidatos presentada por un partido, en la cual cada candidato ocupa un lugar establecido por el propio partido que no puede alterarse. Es decir, el votante elige partidos, nunca personas.

Leer másListas abiertas frente a listas cerradas y bloqueadas