Sobre mí


Tras obtener el título de licenciado en Económicas por la Universidad de Málaga, trabajé primero para una caja de ahorros y luego para una empresa multinacional. En 1979 obtuve, en las primeras oposiciones libres que se convocaron al efecto, una plaza de profesor de Tecnología Administrativa y Comercial (ese absurdo nombre teníamos en aquella época los profesores de la rama administrativa de Formación Profesional). Cuando me jubilé, hace ya varios años, pertenecía al Cuerpo de Catedráticos de Enseñanza Secundaria, especialidad Administración de Empresas. Pero seguía siendo profesor de la rama administrativa de Formación Profesional 😉 .

He leído y he viajado todo lo que he podido.


Países visitados: 52

Siempre he estado muy interesado en los temas políticos y sociales, desde que, en los años 60 y 70 del siglo pasado, participé en el movimiento estudiantil contra la dictadura, pero nunca he tenido la tentación de utilizar la política como medio de vida. Otros muchos sí la han tenido. Demasiados. Ese es uno de los males que aquejan a España: apoyándose en el desmedido poder que se otorgó a los partidos políticos en la constitución de 1978, ha  proliferado en nuestro país una casta endogámica de ineptos y mediocres que contemplan la política no como servicio público, sino como modus vivendi. Pienso que hay que combatir a esos parásitos, a esas élites extractivas, como han sido denominadas por algunos, para instaurar una democracia real, en la que el pueblo tenga la última palabra y en la que los corruptos no gocen de impunidad.